El jueves pasado se inauguró en la nueva Biblioteca de Ca l’Oliveres de Lliçà d’Amunt la exposición fotográfica “Lliçà en el temps”.
La muestra, realizada por trece fotógrafos, nos propone un recorrido en el tiempo sobre la evolución del municipio, a través de la interpretación de fotografías históricas de Lliçà.

Al ser de varios fotógrafos, las 27 interpretaciones tienen cierta irregularidad, pero en general es interesante, más conceptual que formalmente. Como se menciona en el catalogo “Esta no es una exposición artística. Se trata, tal y como fue históricamente pensada la fotografía, de un documento. Es detener un instante en el tiempo, contrastándolo con un instante del tiempo congelado en un momento anterior de la historia”


Si hubiera que poner algún pero, sería sobre el montaje general de las imágenes. Pienso que compositivamente las fotos históricas se deberían haber situado sobre las imágenes actuales, por dos razones: Primero, por simple homenaje, reconocimiento y jerarquía, sin esas imágenes no habría sido posible hacer la interpretación posterior, y segundo. por composición formal, todas las imágenes en Blanco y Negro situadas en la zona superior, habrían conseguido que cada interpretación quedara más equilibrada unitariamente y el conjunto de la muestra habría sido más uniforme y adecuado, en una propuesta donde las imágenes en color, por su temática, no tienen una estética definida.
En mi opinión es una propuesta muy recomendable para ver la evolución de un municipio tan singular como Lliçà d’Amunt y podrá verse del 9 al 12 de septiembre de 2010 en la Biblioteca de Ca l’Oliveres.





Exposició fotogràfica
Lliçà en el temps
Organitza: Ajuntament de Lliçà d’Amunt
Coordinació: Toni Torrillas
Imatge i disseny: Jordi Sala, Toni Torrillas
Positivat i muntatge: Jordi Sala
Autors de les fotografies: Valentí Enrich, Griselda Escrigas, Ramon Ferrandis, Cristina Forés, Josep García, Silvia Jordan, Anna Mas, Anna Padrós, Jordi Salas, Miquel Sebastià, Xavier Solanas, Núria Tarrés i Toni Torrillas.
Les imatges históriques son del arxiu de l’Ajuntament de Lliça d’Amunt