Llevo muchos años acudiendo a la cita de los almendros de Can Riereta. Fotográficamente es un reto, ya que hacer fotos interesantes de temas a priori bellos, no deja de tener su intríngulis. Si hiciéramos una encuesta sobre el tema, posiblemente casi el 100% estaría de acuerdo en que los almendros en flor son muy bonitos, bellos, espectaculares, incluso, son la mejor vista de Lliçà. Es por ello que, este año, coincidiendo con el 1er Día del HANAMI, me apetecía buscar el movimiento y ese punto de “explosión” que representa la floración simultánea de los arboles.
Yo no soy muy partidario de retocar las imágenes digitalmente y mucho menos de hacer efectos de Photoshop, por eso la técnica usada para captar estas fotografías es puramente analógica (abría salido lo mismo en diapositiva), consiste básicamente en buscar un encuadre interesante, modificar la distancia focal en el momento del disparo y ¡ya está!, sencillo ¿no?
Espero que os gusten.